10 hábitos de personas altamente auténticas

10 hábitos de personas altamente auténticas

Lo primero que notarás cuando conozcas a una persona muy auténtica es cómo lleva su vida: con su alma.

Poseen una voluntad insuperable que les permite un tipo de valentía y pasión intrépidas que se mantienen firmes contra los obstáculos más difíciles.



Su disciplina mental es diferente a cualquier otra y trabajan duro para mantener la integridad que los impulsa.

Pero, ¿qué significa ser verdaderamente auténtico? La palabra proviene de la palabra griega para 'principio original, genuino' (Authentikos).

Y la autenticidad no se limita a los líderes e influyentes de la historia, incluidos innovadores, personajes históricos y constructores de naciones.

Autenticidad existe en todos nosotros, y lo que importa es solo cuánto nos esforzamos por desarrollar nuestra autenticidad.

No es su cheque de pago, su estatus social, sus títulos o cualquier otra cosa que le otorgue autenticidad. Está en la forma en que te abrazas y vives tu vida, en la forma en que persigues tus sueños y en la forma en que te enfrentas al conflicto.

Está en el desarrollo de su energía interior, que define qué tan 'despierto' estás, cuánto te entiendes a ti mismo ya los que te rodean.



Entonces, si te estás preguntando, '¿Por qué no le agrado a la gente?”Echa un vistazo a estos 10 hábitos que comparten todas las personas muy auténticas, para que puedas empezar a vivir tu vida con más energía interior y autenticidad:

1) Aprendes de tus inmersiones

La vida nunca será un camino recto. Hay altibajos, altibajos, y por mucho que valoremos los puntos altos de nuestra vida, debemos estar seguros de no descuidar la experiencia de aprendizaje de nuestros baches.

Puede ser fácil refugiarse en la creencia de que el destino es cruel, que la mala suerte simplemente sucede, pero las personas verdaderamente auténticas aceptan el valor de cada fracaso y decepción.

2) Te apegas al panorama más amplio

Cada día presenta sus propios desafíos: una coincidencia sorprendente, una tarea inesperada o una tarea que te saca de tus planes.

Pero hay metas que desea lograr a largo plazo, cosas que desea ser y cosas que desea lograr. Si se permite distraerse cada vez que la imagen más pequeña se interpone en su camino, nunca se encontrará moviéndose hacia la más grande.



3) Haces tus propios rituales diarios

Dominarse a sí mismo, sus habilidades y su autenticidad proviene de la coherencia a largo plazo.

Esto significa que todos los días das otro pequeño paso hacia tu objetivo. Obligándose a caer en lo suyo rituales positivos, pones tu cuerpo y tu mente en una meta singular que no se puede perder, siempre y cuando mantengas tu compromiso.

4) Vives en el presente

No se trata solo de no soñar demasiado con el futuro o de no pensar en el pasado. Esto también significa vivir el momento, vivir el ahora.

Piensa acerca de lo que estás haciendo ahora mismo. Probablemente esté distraído por una docena de otras cosas. Vivimos la mayor parte de nuestra vida distraídos, realizando múltiples tareas, haciendo malabares, lo que significa que nunca estamos realmente vivos en el momento de nuestra existencia.

Incluso con tareas mundanas, aprenda a concentrarse.



[El budismo no solo proporciona una salida espiritual para muchas personas, sino que también puede mejorar su salud y bienestar. Echa un vistazo a mi nueva guía práctica sobre cómo usar el budismo para una vida mejoraquí].

5) Visualizas tu destino

Destino es una palabra abstracta, pero muchos de nosotros creemos en ella. Creemos que estamos destinados a un determinado papel en la vida, una determinada carrera o una determinada defensa.

Pero la abstracción del destino hace que sea difícil imaginarlo como una meta real y tangible que se puede lograr. Es por eso que necesitas visualizar tu destino.

Sea su intención lograrlo; Convierta su objetivo en un 'dónde' y trabaje para mudarse a ese lugar todos los días.

6) Alcanzas tus metas a diario

A menudo somos nuestros propios peores críticos: nos propusimos metas enormes, gigantescas, de un año o de toda la vida que estamos destinados a fracasar, porque nunca fuimos realistas sobre la magnitud de nuestras metas.

Nos preparamos para el fracaso apuntando más alto de lo que podemos saltar. En su lugar, corte sus metas a largo plazo en metas diarias más pequeñas que pueda lograr de manera realista. No intente escribir una novela antes de fin de año; apunta a escribir una página todos los días.

7) Aprendes a aceptar la incertidumbre

La persona auténtica no teme a la incertidumbre, porque la persona auténtica sabe que su camino no está ni será prefabricado.

Cada parte de la vida está llena de incertidumbre; algunas partes son más inciertas que otras.

8) te adaptas

La capacidad de sobrevivir en este mundo requiere una cierta flexibilidad y adaptabilidad que las personas auténticas conocen bien.

Si bien es importante ceñirse a sus convicciones, sus valores y su moral, también es importante saber cuándo lograría más si se inclinara, aprendiera y se adaptara a su entorno en lugar de obligarlo a adaptarse a usted.

(Si está buscando un marco estructurado y fácil de seguir que lo ayude a encontrar su propósito en la vida y alcanzar sus metas, consulte nuestro libro electrónico encómo ser tu propio entrenador de vida aquí).

9) Te enfocas en la excelencia, no en la perfección

La perfección es imposible y luchar por la perfección puede llevarte a la ruina. Cambie el objetivo en su mente y cambie sus publicaciones de objetivos de la perfección a la excelencia.

Al comprometerse con la perfección, se está comprometiendo con el fracaso, porque nada será perfecto en un mundo imperfecto.

Pero al comprometerse con la excelencia, encontrará la excelencia en todo lo que cree.

10) Te rodeas de personas que te crían

Y finalmente, las personas auténticas entienden que la mejor manera de mantenerse auténticas es estar cerca de otras personas que puedan influir en ellas e inspirarlas. Ya sabes como hablar con la gente de una manera significativa.

Negatividad y toxicidad son contagiosas, y no más de lo fuerte que pueda ser, rodearse de personas que están atrapadas en su propia negatividad también puede derribarlo.

La pregunta es, ¿cómo puedes ser más auténtico tú mismo? Aquí hay 5 consejos prácticos

El problema con la autenticidad es que los humanos tienden a salir de sí mismos para encontrarla. Buscamos trabajos que nos hagan felices.

Nos esforzamos por construir relaciones que nos hagan sentir dignos. Pero la verdad es que la autenticidad no se crea, se descubre.

Todos somos auténticos a nuestra manera, pero no nos permitimos el espacio para ver eso.

Debido a que estamos demasiado ocupados construyendo nuestros mundos externos, a menudo no nos detenemos a pensar en cómo nos estamos mostrando en nuestras vidas en este momento.

Ser auténtico se trata de presentarse tal como eres, con lo que tienes que ofrecer al mundo. Si estás tratando de ser más auténtico, la clave no es esforzarte más, es ser más consciente de tu personalidad y de lo que tienes que aportar al mundo a tu manera.

Concéntrese en mejorar estas cinco áreas de su vida y descubrirá que ser auténtico no es tan difícil después de todo.

1) Sepa lo que quiere.

Una de las cosas más difíciles para las personas es decidir qué quieren en sus vidas. Hágase un favor y comience a tomar decisiones sobre quién es usted y hacia dónde quiere ir.

Ser auténtico en tu vida significa ser honesto sobre las cosas que quieres. No puedes ir a un trabajo que odias todos los días y fingir que todo está bien.

Te dañará el espíritu y el impulso de hacer más con tu vida. Decide lo que quieres obtener de esta vida única y preséntate para que puedas traer alegría al mundo de tu manera única.

2) Piense antes de actuar.

Si quieres ser más auténtico, debes ser consciente de cómo quieres mostrarte cuando lo decidas.

Ser auténtico no se trata de disparar desde la cadera o hacer cosas y hacer preguntas más tarde. Se trata de tomarse el tiempo para considerar cómo desea responder una pregunta, perseguir un objetivo o compartir un café con un amigo.

Todo importa y cuando finges que no, acabas siendo menos auténtico. La autenticidad está en la decisión de ser quien quieres ser, no realmente quien eres.

3) Sea amable con otras personas.

Ser auténtico significa que debes considerar a los demás en tu mundo, no se trata solo de ti. Si quiere elevarse y sentirse bien con quien es, no lo hace ganando millones de dólares. Lo haces siendo amable con otras personas.

Tratar a las personas con respeto, independientemente de quiénes sean o cómo lo estén tratando, puede ayudarlo a ver que se está presentando de una manera que le sirve.

Alguien podría estar gritándote a todo pulmón, pero si te muestras como tu yo auténtico, siendo amable, puedes estar en paz contigo mismo.

4) Escuche.

Ser auténtico significa dar la palabra a la gente cuando la necesita. Utilice su autenticidad para ayudar a los demás: escuche cuando alguien necesite ser escuchado.

Es difícil imaginar que nuestras vidas no giran en torno a nosotros, o que el mundo no está ahí solo para servirnos, pero es cierto.

Una vez que te das cuenta de que eres parte de un plan más grande y grandioso para hacer del mundo un lugar mejor, puedes presentarte para otras personas y hacer grandes cosas.

Escuchar a los demás les ayuda a sentirse conectados contigo y seguros. Ser auténtico le da a alguien un lugar al que acudir cuando lo necesita y confía en que no lo lastimarás.

5) Abre tu mente.

Finalmente, ser más auténtico comienza con abrir tu mente a la posibilidad de que estés fingiendo la mayor parte de tu vida.

Si usa las redes sociales, pregúntese cuánto de lo que publica es completamente cierto. ¿Cuánto de lo que le muestra al mundo, en línea o fuera de línea, es real? Mire cómo se muestra en su vida y los resultados que obtiene de ese esfuerzo.

Abra su mente a la posibilidad de que pueda presentarse de maneras que le sirvan mejor y sirvan al mundo. Escuche a los demás. Aprender cosas nuevas. Aprenda nuevas formas de hacer las cosas.

Y haga preguntas antes de juzgar. Todas estas cosas pueden ayudarlo a ser más auténtico en su propia vida y, como beneficio adicional, en el mundo.