9 pasos conscientes para ayudarte a superar tu complejo de inferioridad

9 pasos conscientes para ayudarte a superar tu complejo de inferioridad

Todos experimentamos nuestros propios episodios de duda y ansiedad de vez en cuando. La inferioridad es un sentimiento común que compartimos en algún momento de nuestras vidas. Esta es una lucha que todos enfrentamos.

Sin estos sentimientos de insuficiencia, no encontraríamos el deseo de mejorarnos. Es esencial para el crecimiento personal.



De hecho, cuando éramos bebés nacido inferior ya merced de nuestros cuidadores.

Pero a medida que envejecemos, aprendemos a reconocer, aceptar y superar nuestras deficiencias y limitaciones.

Sin embargo, para algunas personas, el sentimiento de inferioridad es tan abrumador que afecta a casi todo en sus vidas.

Estas dificultades pueden deberse a problemas relacionados con la apariencia física, las respuestas sociales y emocionales o cualquier cosa relacionada con las capacidades personales o profesionales.

Muchas cosas pueden causar el complejo de inferioridad. Pero esto a menudo afecta a las personas a las que se les recuerda constantemente sus defectos, ya sea por una crianza dura y autoritaria o por la presión de sus compañeros.

Inferiority Complex va más allá de los sentimientos de insuficiencia. Los síntomas son complicados, graves y algo con lo que siempre tienes que lidiar.



En este artículo, abordaremos todo sobre Inferiority Complex, qué es, cómo reconocer sus signos y algunos pasos sencillos y conscientes para ayudarlo a superarlo.

¿Qué es el complejo de inferioridad?

Fue un psicólogo francés, Alfred Adler quien acuñó por primera vez el término 'Complejo de inferioridad'. Alder creía que todos los humanos pasan por sentimientos de inferioridad cuando son niños. A su vez, pasan el resto de sus vidas tratando de compensar estos sentimientos.

Normalmente, estos sentimientos pasan de la dependencia de la infancia y evolucionan hacia la independencia de la edad adulta. A pesar de este cambio, estos sentimientos de inferioridad todavía existen, aunque a niveles más persistentes y variables.

Para algunas personas, esto puede convertirse en un factor de motivación. Usan sentimientos de inferioridad para empujarlos a convertirse en individuos con mejor desempeño.

Sin embargo, algunos se vuelven dominados por él. Los sentimientos de inferioridad se vuelven tan abrumadores que los paraliza.

Se paralizan tanto que se vuelven extremadamente tímidos y tienen la sensación de una abrumadora indignidad. Peor aún, tienden a evitar el fracaso al no intentarlo en absoluto.



Como mecanismo de defensa, las personas con complejo de inferioridad desarrollan su propia forma de responder a las situaciones que los desafían. Estos mecanismos de defensa pueden convertirse en sus propios síntomas de Complejo de Inferioridad.

Síntomas del complejo de inferioridad

1. Extrema sensibilidad hacia las opiniones de otras personas.

¿Hay algo más perturbador que otras personas hablando de ti? Es posible que se sienta demasiado sensible acerca de las opiniones de otras personas sobre usted, hasta el punto de que esto afecte todas sus acciones.

2. La crítica constructiva le resulta especialmente difícil.

No se puede tomar bien ningún tipo de crítica constructiva. Pero la crítica sana es buena para todos. Todos necesitamos escuchar ciertas cosas que pueden ayudarnos a convertirnos en mejores personas. Sin embargo, no puedes soportar que la gente te diga que estás equivocado.



3. Quieres ser halagado todo el tiempo.

De hecho, haces todo lo posible para sentirte halagado. Que te digan que eres genial te da un subidón increíble. Confías tanto en estas palabras de elogio, que cuando no las obtienes, te sientes indigno.

4. Retraimiento social.

Temes tanto las opiniones de la gente sobre ti, que ni siquiera quieres socializar por completo. Prefieres estar solo en lugar de arriesgarte a sentirte inferior a los demás.

5. Te estás comparando constantemente con otras personas.

Este es uno de los signos más reveladores del complejo de inferioridad. No puedes evitar seguir comparándote con los demás. Siempre piensas que no tienes tanto éxito, que no eres tan atractivo físicamente o que no eres tan popular.

6. Eres perfeccionista.

Para ti, nada es lo suficientemente bueno. Ser perfeccionista puede ser genial. Significa que siempre haces lo mejor que puedes. Pero lo llevas a otro nivel. Te concentras y te concentras en cada pequeña cosa que realmente obstaculiza tu trabajo, no lo mejora. Y nunca sientes ningún tipo de satisfacción con eso.

7. Las redes sociales te afectan de manera bastante negativa.

Es normal cuestionar tu autoestima cuando te vas en una época en la que la gratificación es el significado de la felicidad. Las redes sociales te afectan de una manera que desencadenan drásticamente sentimientos de vergüenza e insuficiencia.

8. Constantemente cubre sus defectos.

Todo el mundo debería verte nada menos que perfecto. Te desvías de tu camino solo para que el mundo pueda verte de la mejor manera posible. Y nunca haces nada que pueda hacerte menos atractivo, incluso renunciando a tus propios sentimientos.

Cómo superar el complejo de inferioridad

Los sentimientos de inferioridad son tan profundamente arraigado que puede resultar imposible deshacerse de él. Esto va mucho más allá de simplemente no agradarte a ti mismo. Crees que eres inferior, y nada ni nadie puede convencerte de lo contrario. No es racional, pero está ahí de todos modos.

Entonces, ¿cómo manejas y superas el Inferiority Complex?

¿Es siquiera posible?

Sí, pero requerirá mucho trabajo.

Aquí hay 9 formas conscientes de ayudarlo con su complejo de inferioridad.

1. Tienes que lidiar con tu pasado y afrontar recuerdos emocionales difíciles.

¿Ha habido uno o más casos en el pasado en los que se sintió particularmente traumatizado por sentirse inferior a algo o alguien? ¿De quién te sientes realmente inferior? Tienes que investigar la razón más profunda detrás de tu complejo de inferioridad. Comprender estas capas puede ayudarlo a encontrar la raíz de su problema. Y una vez que comprenda mejor sus sentimientos, podrá tomar las medidas necesarias para superarlos.

2. Necesitas ser amable contigo mismo.

Practicar la autocompasión puede ser lo más difícil de hacer para una persona como tú. Siempre eres el primero en pensar mal de ti mismo. Pero trata de ser amable, de todos modos. Practica el cuidado personal. Y no solo en tu mente. Pero también a tu cuerpo y alma. Come alimentos más saludables. Practica la meditación. Sal y disfruta de las cosas que te encantan. Ocúpese de sus necesidades y, con suerte, todo lo demás será más fácil.

3. Trate de rodearse de personas que lo eleven.

¿Tienes alguna relación tóxica? Entonces necesitas cortarlos. Sí, incluso si eso significa que están con sus familiares o amigos más cercanos. De hecho, el complejo de inferioridad puede estar relacionado principalmente con la crianza de los hijos o circunstancias difíciles mientras crecemos. En cambio, elija el tipo de relaciones que lo hagan sentir bien. Esté con las personas que le hacen sentir que es suficiente. Notarás un gran cambio en tu vida.

4. Aprenda a decir no y practique el arte del 'silencio'.

Quieres complacer tanto a la gente que nunca les dices que no. Pero deberías. Puede ser difícil para ti, especialmente con tu deseo extremo de querer demostrar tu valía. Pero decir 'no' es otra forma de cuidado personal. No hagas nada que no sea útil o agradable para para que le gustes a otras personas. Además, no siempre tienes que contarles todo a todos solo para buscar la validación. Esto solo te distrae de concentrarte en ti mismo. En cambio, aprenda a apreciar el arte de estar en silencio. No significa que no pueda llegar a las personas, pero tampoco necesita su validación para sentirse mejor.

5. Sea más asertivo.

Si tiene demasiado miedo de probar cosas porque tiene miedo al fracaso, entonces esto es algo en lo que necesita trabajar. Se está perdiendo posiblemente las mejores oportunidades porque piensa demasiado. La primera persona que le impide ser feliz o tener éxito es usted. Es difícil ser valiente. Pero puedes optar por actuar ahora y ser valiente más tarde. Lo importante es salir y probar.

6. Tienes puntos fuertes. Reconócelos.

Es fácil dejarse atrapar por todas las cosas que no eres. Pero esas cosas no los definen a todos. Hay tantas cosas buenas en ti. Saque una hoja de papel y escriba todo lo que se le da bien. Descubrirás que tienes más puntos fuertes de los que crees.

7. Habla mejor contigo mismo.

¿Te reprochas mucho a ti mismo? La forma en que nos 'hablamos' mentalmente afecta la forma en que nos comunicamos fuera de ella. Aprenda a tener una voz interior que lo aliente como digno. Cuando tunegativamente¿charla con uno mismo?'Trate de cambiarlo y cultive una voz interior que afirme sus fortalezas en lugar de negarlas.

8. Acepta lo que te hace diferente.

En lugar de tratar de adaptarse a las imágenes mal concebidas de felicidad o éxito de la sociedad, aprenda a abrazar su yo auténtico. ¿Y qué pasa si eres un poco diferente? ¿A quien le importa? Hay una diferencia entre sabiendo lo que quieres hacer Opuesto a sabiendo lo que crees que la sociedad quiere que hagas.

9. Olvídese de las expectativas poco razonables.

Hay ciertas cosas que están fuera de tu control. No siempre puedesseráusted mismo para ser algo que no es. Si es algo que se siente antinatural para quien eres o algo que te hace peor en lugar de mejorar, entonces que no vale la pena.Esto puede aplicarse a sus relaciones, objetivos o capacidades. En algún momento, debes reconocer que es mejor seguir adelante.

Pensamientos finales

Cuando los sentimientos de inferioridad afectan la forma en que vive su vida, entonces debe hacer algo al respecto. No vivas el resto de tu vida sintiéndote así cuando puedes convertirte en una persona mejor y más feliz. No tenga miedo de pedir ayuda. Puede parecer un paso drástico, pero su salud mental es esencial.

Pero también debes encontrar lo que te resulte cómodo. Si cree que pedir ayuda profesional podría aumentar su autodesprecio o sus dudas, no lo haga. Puede practicar estos pasos conscientes usted mismo. Pero quizás la mejor opción sea encontrar el tipo de ayuda que pueda mejorar drásticamente sus síntomas.

NUEVO EBOOK: Si te gustó este artículo, mira mi eBook El arte de la atención plena: una guía práctica para vivir el momento. Esta guía es su puerta de entrada a los beneficios transformadores de la práctica de la atención plena. Sin jerga confusa. Sin cantos sofisticados. Sin cambios extraños en el estilo de vida. Solo una guía muy práctica y fácil de seguir para mejorar su salud y felicidad a través de una vida consciente. Compruébalo aquí.