Cómo encontrar la paz interior: 10 cosas que puedes empezar a hacer ahora mismo

Cómo encontrar la paz interior: 10 cosas que puedes empezar a hacer ahora mismo

Estrés, depresión, ansiedad. Ninguno de nosotros es ajeno a estos temas en estos días, por lo que más personas que nunca se han volcado hacia la búsqueda de la paz interior.

Pero la paz interior no es simplemente algo que puedas activar; no es algo que pueda decidir hacer y luego hacerlo.



La paz interior es un estado que se debe lograr y mejorar, un viaje de por vida que requiere un compromiso de por vida.

Entonces, ¿cómo encuentras la paz interior y qué significa realmente?

En este artículo, analizo los fundamentos detrás de la paz interior: sus connotaciones espirituales y mentales con el budismo, sus aplicaciones prácticas con la vida cotidiana y cómo puedes incorporar verdaderamente la paz interior en tu forma de vivir.

Cómo el mundo moderno necesita la paz interior

El mundo moderno nos pasa factura a todos. Tecnología inteligente, Internet dondequiera que vayamos y una cultura laboral emergente de acceso total que espera que estemos 'activos' siempre que sea posible.

Las pausas para el almuerzo se acortan, los fines de semana se extinguen y las vacaciones se convierten en algo que pospones para tu jubilación.

Y no siempre es una cuestión de elección.



Estamos estresados, preocupados, ansiosos y confundidos. No sabemos si la economía seguirá teniendo nuestros puestos de trabajo en 5, 10, 20 años, ya sea debido a una crisis global u otra, o la próxima automatización del 90% de nuestra fuerza laboral actual.

Nunca se siente como si tuviéramos espacio para respirar, para elegir la opción sensata de reducir la velocidad porque el mundo sigue girando cada vez más rápido y más rápido.

Pero para muchos de nosotros, tratar de mantener el ritmo es solo un ciclo de autodestrucción.

Los problemas de salud mental son más frecuentes que nunca; El suicidio es una parte común de nuestros círculos sociales más que una ocurrencia rara.

Las expectativas y demandas están por las nubes, y ya no solo compite con su salón de clases, su oficina o su ciudad; estás compitiendo contra el mundo entero.

Y es por eso que la paz interior nunca ha sido más crucial para nuestras vidas. Hemos olvidado lo que significa vivir una vida en la que no siempre estamos sobrecargados, sobrecargados de trabajo y subestimados, por quienes nos rodean y por nosotros mismos.



Quizás en el mundo premoderno, la mayoría de la gente no necesitaba buscar la paz interior como si fuera un viaje u objetivo, porque el mundo no les exigía tanto.

Pero en estos días la búsqueda de la paz interior debe ser una parte activa de nuestras vidas porque todo lo que nos rodea actúa constantemente para perturbar nuestra paz interior y llevarnos de regreso al caos.

¿Qué es la paz interior y por qué nos atrae?

La paz interior a menudo se asocia con el budismo, pero no siempre es una elección religiosa o espiritual.

Si bien muchos encuentran una especie de espiritualidad cuando practican la paz interior y las enseñanzas budistas, y aunque el aprendizaje del budismo ciertamente les ayuda en el viaje personal hacia la verdadera paz interior, las ideas detrás de la paz interior también pueden ser igualmente prácticas y aplicables a su vida diaria.

Para comprender qué es la paz interior, debemos comprender qué no es la paz interior. La paz interior no lo es:



  • Ser pasivo y dejar pasar la vida
  • Estar tranquilo y nunca divertirse
  • Rechazar oportunidades para hacer crecer su vida y hacer cosas nuevas.
  • No tener más energía porque lo tienes todo dentro
  • Convertirse en una persona tranquila, reservada e incluso tímida

En pocas palabras, la paz interior tiene muy poco que ver con las cosas que otras personas verían cuando te miran.

Tu yo externo no necesita necesariamente estar influenciado por la práctica de la paz interior; si cambia externamente, es simplemente una elección activa hecha después de cambiar internamente.

Pero, ¿qué es exactamente la paz interior?

La paz interior es un estado interiorizado de paz espiritual y mental. Cuando el ruido en tu cabeza se calma y los enredos de hilos comienzan a separarse, permitiéndote ver el espacio entre tus pensamientos por primera vez en lo que podría parecer una eternidad, eso es paz interior.

La paz interior nos da el silencio que necesitamos en un mundo de constante ruido ensordecedor. Nos permite abrir los ojos dentro de nuestras mentes y ver cuán estrecho se ha vuelto todo.

Con paz interior, nos damos cuenta de por qué sentimos el estrés y la ansiedad que sustentan nuestro día a día, y finalmente limpiamos las habitaciones desordenadas que hemos hecho de nuestras mentes.

Con tantas personas lidiando con problemas de salud mental, tantas ahogadas en el trabajo y tantas alejándose de la religiosidad y espiritualidad tradicionales, el viaje hacia la paz interior es la gracia salvadora para millones.

Es la manera en que podemos dar un paso atrás de nuestro yo activo, atrapados en un estado permanente de angustia, y calmarnos por un momento o más.

Anteriormente discutimos lo que no es la paz interior. Ahora discutimos qué es la paz interior.

La paz interior es:

  • Alcanzar la felicidad y la satisfacción no a través de cosas y logros, sino a través de la reconexión con uno mismo.
  • Convertirse en una versión más completa del yo no añadiéndole algo, sino redescubriéndolo
  • Ser quien quieras ser, pero ser una mejor versión de ti mismo al tener la claridad y la presencia de un yo interior tranquilo.
  • Dejar ir los dolores superficiales y las preocupaciones que agobian tu mente
  • Aceptar todo: tu vida, tu carrera, tu cuerpo, tu todo, para que puedas cambiar para mejor de manera real y práctica

6 creencias peligrosas que bloquearán tu paz interior

La paz interior es un viaje largo y tortuoso que nadie puede caminar con nosotros.

Los detalles de este viaje varían de persona a persona, las cosas que necesitamos superar mental y psicológicamente para llegar a un lugar donde realmente podamos estar en paz con nosotros mismos.

Pero hay algunos obstáculos importantes comunes que la mayoría de nosotros enfrentamos, y aprender a romper estos patrones de pensamiento viciosos es clave para lograr la paz interior.

Cuando empiece a incorporar métodos y prácticas de paz interior en su vida diaria, tenga en cuenta las siguientes creencias negativas peligrosas:

1) 'Seré feliz cuando reciba esto'.

Es común pensar en la felicidad como una medida definida por las cosas que tenemos (y las cosas que queremos tener).

Pero también sabemos que la felicidad que proviene de las 'cosas', ya sea una computadora portátil nueva o un automóvil nuevo, es fugaz; una vez que la novedad del nuevo artículo desaparece, volvemos a donde estábamos, solo que ahora estamos persiguiendo algo más.

Tu felicidad debe venir de adentro, no de afuera. Lo que necesita para “conseguir” es reconectarse con quien es y descubrir lo que quiere con su vida.

2) 'Mis verdaderas emociones revelarán mis vulnerabilidades y debilidades'.

A menudo ocultamos nuestros verdaderos sentimientos sobre las cosas, porque no queremos parecer débiles o pequeños para quienes nos rodean.

Se nos enseña a ver algunos sentimientos como socialmente inapropiados, como la tristeza, el miedo y la ira, por lo que tratamos de ocultarlos al resto del mundo.

Pero no hay forma más rápida de obstaculizar su camino hacia la paz interior que obligarse a no ser auténtico.

3) 'Necesito ser más feliz'.

La fijación en lo felices que somos, especialmente en comparación con quienes nos rodean, se ha convertido en una obsesión malsana en la cultura moderna.

Incluso si actualmente estamos satisfechos y felices, nos dejamos sentir deprimidos solo porque no nos sentimos 'tan felices' como pensamos que deberíamos sentirnos.

Necesitamos dejar de lado los parámetros sociales y juzgar nuestros sentimientos solo por lo que son, en lugar de lo que pensamos que deberían ser.

4) 'Necesito estar haciendo algo ahora mismo'.

En una cultura absolutamente adicta a los logros y la productividad, una línea que se ha arraigado en nuestra psique es: “Necesito estar haciendo algo ahora mismo”.

Y no hay límite para lo que es 'ahora mismo'; 'Ahora mismo' puede ser en medio de la cena con su familia, o justo antes de irse a la cama, o en el primer descanso de 5 minutos que tiene en toda la semana.

Nos hemos programado para sentir la incesante necesidad de hacer algo productivo en todo momento, no porque queramos, sino porque nos sentimos fracasados ​​si no lo hacemos.

Esta es una de las cosas más importantes que debe superar si alguna vez desea tener una verdadera sensación de calma.

5) 'No soy lo suficientemente bueno'.

Nunca somos realmente tan buenos como queremos ser, por eso el camino hacia la superación personal es un proceso que dura toda la vida.

Pero a menudo usamos la frase, 'No soy lo suficientemente bueno', para menospreciarnos y evitar que lo intentemos.

Inyectamos estas pequeñas líneas tóxicas en nuestra psique, obstaculizándonos mentalmente sin otra razón que incentivar a nuestra mente a rendirse.

Porque es más fácil rendirse y sentir lástima por ti mismo en lugar de simplemente superarlo y convertirte en la mejor versión de ti mismo que quieres ser.

6) 'Estoy avergonzado y avergonzado por mi pasado'.

Todos tenemos arrepentimientos y esqueletos en el armario, incluso los mejores de nosotros. Cuando nos aferramos a estos recuerdos, nos impedimos crecer.

Si su viaje hacia la paz interior está lleno de recuerdos inquietantes y lamentaciones vergonzosas, nunca encontrará la luz al final del túnel.

Debes aceptar que estos recuerdos son parte de lo que eres y aprender a encontrar la paz en su presencia en lugar de esconderlos en las sombras. No debe haber parte de tu vida que te escondas.

La paz interior como proceso: cómo allanar el camino para la paz

La paz interior no existe en el vacío. No te despiertas con problemas y desconectado un día y luego tranquilo y contento al siguiente.

Demasiados pensadores modernos tratan la paz interior como una especie de radiofrecuencia a la que puedes acceder.

Para las personas que no son exactamente espirituales como yo, este tipo de filosofía hace que la paz interior parezca un sueño lejano, accesible solo para aquellos que han estado practicando la espiritualidad durante años.

En realidad, la paz interior es más un proceso.

En su mayor parte, lograr la paz interior implica mucho 'desprendimiento'. Se deshace de los malos pensamientos y los malos comportamientos que le impiden sentir esa sensación de tranquilidad y silencio.

Las personas, sin saberlo, realizan muchos comportamientos autodestructivos que les impiden alcanzar la paz interior.

Estos hábitos tóxicos minan nuestra fuerza mental y nos centran en las cosas incorrectas, lo que crea esa sensación de desequilibrio e inquietud.

La buena noticia es que lograr la paz interior no es un proceso laborioso.

Hay pequeños ajustes que puede hacer en su comportamiento diario que mejorarán no solo su estado mental sino también su calidad de vida en general.

1) Detener la autoculpa excesiva

Hay una cosa como demasiada responsabilidad. Está bien dar un paso al frente y aceptar la responsabilidad por los errores, pero no es saludable ser tan moralista al respecto.

Logra un equilibrio reconociendo las consecuencias de tus acciones, pero también teniendo en cuenta que a veces hay cosas que escapan a tu control.

2) Deshazte de la mentalidad de víctima

En el otro lado del espectro se encuentra la mentalidad de víctima. Si constantemente encuentra razones externas para justificar su comportamiento y su vida, nunca aprenderá a asumir la responsabilidad de sus propias acciones.

La mentalidad de víctima te atrapa en tu propia mente, convenciéndote de que eres tú mismo CONTRA el mundo. Esta mentalidad te vuelve cohibido, impidiéndote experimentar la vida de manera más abierta.

3) Sea consciente de las personas agradables

Podrías pasar toda tu vida tratando de complacer a todos los que conoces y, aun así, no todos te encontrarán agradable.

Buscar la admiración y la aceptación de los demás le impide actuar por su propia voluntad.

Cuando estás constantemente mirando por encima del hombro, preguntándote cómo responderán tu jefe, tus padres, tus amigos o tus compañeros a lo que haces, nunca aceptarás completamente quién eres ni encontrarás la paz con tus decisiones.

4) Dile adiós a los rencores

Guardar rencor es una forma de autoconsuelo. Cuando nos enojamos con las personas, nos convencemos de que las estamos castigando.

En realidad, todo lo que estás haciendo es desperdiciar tu energía mental en alguien a quien no le importa lo que piensas de ellos.

El resentimiento acumulado le impide alcanzar la paz interior porque está atrapado en un evento aislado. Sin la capacidad de seguir adelante, se está protegiendo de nuevas experiencias y oportunidades.

5) Deja de perseguir la perfección

La perfección es otra forma de exceso que debe desecharse. Las personas que luchan por la perfección entrenan su mente para no conformarse con nada más.

Como resultado, se desaniman fácilmente y solo trabajan hacia cosas que les ofrezcan una autogratificación segura.

La paz interior, por otro lado, se trata de sentirse cómodo con sus fortalezas y debilidades. Es sentirse cómodo con quien eres en este momento y ser paciente para moldear en quién puedes llegar a ser.

¿Cómo puede alguien lograr la paz interior?

La mejor forma de pensar en la paz interior es algún tipo de músculo.

Como cualquier músculo del cuerpo, no comienzas con una versión fuerte y mejorada.

Si desea aprovechar al máximo su músculo, debe trabajar constantemente para desarrollarlo.

Lo mejor de tratar la paz interior como un músculo es su accesibilidad.

Cada persona en la Tierra tiene este músculo especial.

No es necesario ser espiritual ni nada por el estilo para experimentar los beneficios de lograr la paz interior.

A pesar de ser irreligioso, encontré la enseñanza del budismo reconfortante, no porque afirmaran lo que sé de espiritualidad o iluminación, sino porque sus principios se centraban en aplicaciones prácticas y cotidianas.

Mientras intentaba cambiar mi forma de pensar y cambiar mi propia vida, encontré demasiados recursos que intentaban complicar un concepto que de otro modo sería sencillo.

Cuando indagué profundamente en la fuente y me salté la enrevesada jerga, me di cuenta de que la paz interior es una práctica diaria sencilla; tan simple de hecho que estos conceptos se sintieron familiares, si no un poco obvios.

Ejercicios sensatos para lograr la paz interior

Revisar las enseñanzas budistas y varios artículos en línea fue laborioso, pero finalmente me llevó a descubrir cinco componentes cruciales de la paz interior.

Estos cinco ejercicios prácticos sientan las bases para una experiencia de contenido pacífica:

1) Aprenda a alcanzar la atención plena

¿Cómo puedes hacerlo?

  • Apague las distracciones cuando esté involucrado en una actividad
  • Desafíese a trabajar ininterrumpidamente durante una cantidad determinada de minutos y aumente esa
  • Dedique entre 2 y 5 minutos a concentrarse en un solo objeto todos los días. Céntrese en sus propiedades físicas (forma, color, tacto, peso) y nada más

La atención plena es otro concepto budista que se siente místico, no gracias a los pseudofilósofos.

La atención plena en realidad es solo aprender a canalizar su atención en un evento, actividad o pensamiento específico.

Aprender a alcanzar la atención plena puede evitar que te distraigas, ya sean pensamientos negativos intrusivos o algún otro estímulo externo.

2) Desarrollar relaciones saludables

¿Cómo puedes hacerlo?

  • Establezca límites saludables en su vida profesional y personal.
  • Elimine a las personas tóxicas de su vida y concéntrese en relaciones saludables y felices
  • Establezca estándares personales para las amistades y las relaciones y no se sienta mal por mantenerlos

Aunque la paz interior se manifiesta de adentro hacia afuera, es importante crear un entorno que permita que se desarrolle la paz interior.

Las relaciones saludables limitan el 'ruido' que experimentas en el día a día, lo que hace que sea más fácil concentrarte en ti mismo, especialmente si estás comenzando desde cero.

3) Desafía constantemente los pensamientos negativos

¿Cómo puedes hacerlo?

  • Termine los pensamientos personales con 'pero ...' más una afirmación positiva como 'No trabajé tanto hoy, pero siempre puedo hacerlo mejor mañana'.
  • Aprenda la diferencia entre críticas saludables y autoculparse negativamente
  • Sea consciente de los patrones de pensamiento negativos registrándolos en un diario

La curación de sus propios pensamientos le da control sobre el 'ruido' en su propia cabeza.

Los pensamientos negativos son una parte inevitable de la conciencia; comprender cómo navegar por las emociones difíciles sin implosionar es la definición misma de la paz interior.

4) Haga de la meditación un hábito personal

¿Cómo puedes hacerlo?

  • Dedique de 10 a 15 minutos de su tiempo todos los días para seguir un video o podcast de meditación guiada
  • Participa en un pasatiempo que requiera el 100% de tu atención, como pintar, leer o resolver un rompecabezas.
  • Defina sus objetivos y métodos de meditación preferidos

La meditación es diferente para todos. No tienes que sentarte con las piernas cruzadas y tararear 'ohm' durante 15 minutos si eso no es lo tuyo.

La meditación es solo un proceso para entrar en un estado consciente y meditativo. Averiguar qué funciona para usted hará que sea más fácil relajarse y convertirlo en un hábito.

5) Practica el desapego

¿Cómo puedes hacerlo?

  • Busca y da perdón, incluso si solo está en tu mente
  • Aceptar las deficiencias a medida que se vayan acostumbrando a la imperfección.
  • Ordene cada tres meses para practicar el desapego a las cosas materiales

El apego y el compromiso son dos cosas muy diferentes. Cuando nos apegamos a la atención, la fama o cierta idea de nosotros mismos, tendemos a ignorar todo lo demás en la búsqueda ciega de ese objetivo.

Desapego nos enseña a no sumergirnos demasiado en el pasado o el futuro para que podamos tener el espacio para experimentar realmente el presente.

Personalmente, sé que encontrar la paz interior no es tan simple como leer un artículo, por eso lo desgloso más en mi libro electrónico de 96 páginas.

En mi eBook, La guía sensata para usar el budismo, Expongo los cinco componentes anteriores y también entro en:

  • Introducción al budismo y la filosofía oriental
  • Ejercicios para ayudarte a ganar confianza
  • Consejos prácticos para ayudarlo a controlar el estrés y la ansiedad.
  • Perspectivas de otras filosofías orientales como el hinduismo, el taoísmo, el jainismo y el sijismo
  • Una rutina matutina paso a paso para lograr la atención plena
  • Guía de autoayuda para lidiar con tus enemigos y otras personas desagradables en tu vida.

Encontrar estos secretos budistas y convertirlos en ejercicios seculares y cotidianos ha cambiado drásticamente la forma en que me siento acerca de mí mismo y del mundo que me rodea.

Ahora me siento tranquilo de una manera que nunca pensé que fuera posible, por eso quiero compartir esa oportunidad con la mayor cantidad de personas posible porque sé que no soy el único que se siente un poco perdido y aturdido.

Mira mi eBook aquí.

Preservando la paz interior

Con demasiadas distracciones e interrupciones que se entrometen en nuestras vidas, la paz interior es la burbuja autosuficiente confiable que puedes usar contra las imposiciones del mundo moderno.

Pero alcanzar ese pico es solo la primera mitad del proceso.

Volviendo a la analogía con los músculos, la paz interior es algo en lo que tienes que trabajar constantemente. Como cualquier otro músculo, se atrofiará si no trabajas en fortalecerlo todos los días.

Siga estas reglas básicas para proteger su paz interior:

  • Esté atento a la codicia. A medida que se sienta más tranquilo, sentirá la necesidad de cambiar las cosas de vez en cuando. Querer más de lo que necesita solo alterará la sensación de contenido.
  • Tenga cuidado con el comportamiento defensivo. La paz interior se trata de aceptar quién eres, incluidas tus deficiencias. Sea receptivo a las críticas de las personas sin caer en la victimización ni culparse a sí mismo.
  • Aunque la paz interior se trata de vivir en el presente, practica un enfoque más abierto a lo que viene del futuro. No tengas miedo de territorios inexplorados.
  • Renunciar al control innecesario, ya sea por ti o por otras personas. Para preservar su paz interior, debe aceptar lo que viene, especialmente cuando proviene de fuentes que no puede predecir ni controlar.