¿Cuál es el sentido de la vida? La verdad sobre encontrar tu propósito

¿Cuál es el sentido de la vida? La verdad sobre encontrar tu propósito

¿Alguna vez te has detenido y te has preguntado: “¿Por qué estoy haciendo esto? ¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es mi propósito?

Es posible que la respuesta no llegue de inmediato. En algunos casos, es posible que no llegue en absoluto.



Algunas personas viven años sin conocer su propósito. Esto puede conducir a la depresión y la insatisfacción: no saber la razón por la que está aquí y creer que es posible que no tenga ninguna razón.

Sin una razón, ¿por qué debería pasar por las luchas y los dolores que la vida tiene para ofrecer?

En este artículo, exploramos la antigua pregunta: ¿cuál es el sentido de la vida? Desde comprender por qué nos hacemos estas preguntas hasta lo que los filósofos tienen que decir y lo que podemos hacer para encontrar nuestro propio significado a la vida que queremos vivir.

¿Qué es la vida y por qué necesitamos un propósito?

Antes de que podamos discutir el propósito de la vida, es importante establecer nuestra comprensión de la vida misma y, a partir de ahí, por qué buscamos un propósito en la vida.

Entonces, ¿qué es la vida? Sin adentrarnos demasiado en su filosofía, la vida es todo lo que está vivo.

Todos los que conoces son portadores de vida. Cada persona, cada niño, cada hombre y mujer.



Los animales, las plantas, los insectos, los microbios y todos los organismos biológicos son ejemplos de vida y, por lo que sabemos, toda la vida que existe en el universo está contenida en el planeta que llamamos hogar.

Durante miles de millones de años, la vida ha crecido y evolucionado en la tierra. Lo que comenzó como simples organismos unicelulares eventualmente se convirtió en las innumerables variaciones de vida que hemos visto a lo largo de la historia de nuestro planeta.

Las especies brotaron y se extinguieron, los organismos individuales vivieron y murieron, y durante el tiempo que podemos decir, la vida siempre ha encontrado la manera de perseverar.

La vida y la necesidad de perseverar

Y quizás esa sea la única característica unificadora de toda la vida que conocemos: la voluntad inherente de perseverar y la lucha automática por seguir adelante.

Nuestro mundo ha pasado por cinco eventos de extinción, ahora estamos en el sexto, y el peor ocurrió hace más de 250 millones de años, lo que provocó la muerte del 70% de las especies terrestres y el 96% de las marinas.

Puede que hayan tardado millones de años en regresar tal variedad de biodiversidad, pero regresó, como siempre parece suceder.



Pero, ¿qué hace que la vida luche por mantenerse viva y qué hace que los organismos deseen la vida a pesar de no tener la capacidad de procesar lo que es la vida? ¿Y por qué somos diferentes?

Aunque es imposible estar seguro, somos los primeros ejemplos de vida que han evolucionado mucho más allá de satisfacer los instintos básicos de alimentación, reproducción y refugio.

Nuestros cerebros inusualmente grandes nos hacen únicos en el reino animal y nos convierten en la vida más singular que nuestro mundo haya visto.

No solo vivimos para comer, reproducirnos y mantenernos a salvo, todo lo cual incluso los organismos más simples y diminutos parecen comprender de manera inherente.

Vivimos para hablar, interactuar, amar, reír. Vivimos para encontrar alegría y compartir alegría, para crear oportunidades y brindar oportunidades, y para descubrir el significado y compartirlo.



Mientras que otros animales pueden pasar sus días descansando y conservando energía después de haber comido, asegurado un refugio y apareado con sus parejas elegidas, requerimos más. Necesitamos sentido y propósito, satisfacción más allá las necesidades básicas para mantenerse con vida.

Y todos nos hemos preguntado, en esos tranquilos momentos de paz entre una tarea y otra: ¿por qué?

¿Por qué necesitamos, queremos y deseamos más? ¿Por qué satisfacer nuestra felicidad y plenitud parece casi tan necesario como satisfacer nuestro hambre y excitación?

¿Por qué somos el único ejemplo de vida que no se contenta simplemente con estar vivo?

Estas son algunas de las razones más comunes por las que nos hacemos estas preguntas:

1.   Necesitamos que nuestra lucha signifique algo.

Gran parte de la vida que muchos de nosotros vivimos está llena de luchas, dificultades y dolor. Atravesamos años de incomodidad e infelicidad, celebrando los pequeños hitos que encontramos en el camino.

El propósito actúa como una luz al final del túnel, una razón para mantenerse comprometido a pesar de que su mente y su cuerpo le dicen que se detenga.

2. Tememos la naturaleza finita de nuestras vidas. A diferencia de los animales, entendemos la naturaleza limitada de nuestras vidas.

Entendemos que el tiempo que pasamos vivos es solo una gota en el océano de la historia humana y, en última instancia, las cosas que hacemos, las personas que amamos y los actos que realizamos, no significarán nada en el gran esquema de las cosas.

El significado nos ayuda a sobrellevar ese miedo y sonreír durante el tiempo limitado que podemos hacerlo.

3. Requerimos la validación de ser más que un animal. Somos hombres, no animales. Tenemos pensamiento, arte, introspección, autoconciencia.

Tenemos la capacidad de crear, soñar y visualizar de formas que los animales nunca podrían. ¿Pero por qué? ¿Por qué tenemos estas habilidades y talentos si no es para un propósito mayor?

Si nos pusieron aquí para vivir y morir como cualquier otro animal, ¿por qué se nos concedió la capacidad de pensar hasta ese punto?

Debe haber una razón para el dolor de nuestra propia conciencia de nosotros mismos, y si no es así, ¿no estaríamos mejor siendo simplemente como cualquier otro animal?

Las cuatro ideologías principales para identificar el significado

Para abordar el significado, miramos hacia las filosofías configuradas en torno al significado a lo largo de la historia humana, y lo que nuestros más grandes pensadores han tenido que decir sobre el propósito y el punto.

Fue Friedrich Nietzsche quien una vez pensó que la cuestión de si la vida tiene sentido carece de sentido, porque cualquiera que sea el sentido que pueda tener nunca podrá ser entendido por quienes la viven.

En otras palabras, si hay un mayor significado o programa detrás de nuestras vidas, individualmente o como colectivo, nunca podríamos captar el concepto de ese programa porque somos el programa en sí.

Sin embargo, hay muchas escuelas de pensamiento que han intentado abordar la cuestión del significado. Según el Diccionario de Filosofía de Stanford de Thaddeus Metz, hay cuatro ideologías principales para identificar el significado. Estos son:

1.   Centrado en Dios: Para aquellos que buscan significado en Dios y las religiones. Las ideologías centradas en Dios son quizás las más fáciles de identificar, ya que brindan una plantilla fácil de adoptar y aplicar a sus vidas para los seguidores.

Requiere creer en un Dios, por lo tanto creer en un Creador, y ser el hijo de un Creador es una relación con la que todos estamos familiarizados: hijo y padre, y la mayoría de las personas experimentan ambos roles en algún momento de sus vidas.

2. Centrado en el alma: Para aquellos que buscan significado en la religiosidad y espiritualidad, sin la necesidad de un Dios nombrado. Hay muchos que creen en un mundo espiritual sin necesariamente creer en ninguna religión.

A través de esto, creen que nuestra existencia continúa más allá de nuestra vida física en la tierra, y encuentran significado a través de esta inmortalidad espiritual.

3.   Naturalista - Objetivista: Hay dos escuelas de pensamiento naturalistas, que discuten sobre si las condiciones que dan significado son creadas por el individuo y la mente humana o son inherentemente absolutas y universales.

Los objetivistas creen en las verdades absolutas que existen a lo largo de la vida, y al aprovechar esas verdades absolutas, cualquiera puede encontrar el significado de la vida.

Algunos podrían creer que vivir una vida virtuosa conduce universalmente a una vida significativa; otros pueden creer que vivir una vida creativa o artística crea universalmente una vida significativa.

4.   Naturalista - Subjetivista: Los subjetivistas argumentan que si el significado no es espiritual o está centrado en Dios, entonces debe surgir de la mente, y si surge de la mente, debe ser una decisión o preferencia individual la que crea significado.

Es el momento en que una mente se aferra a una idea o propósito que un individuo encuentra significado en su vida.

Esto significa que no importa quién o dónde se encuentre o cualquier actividad que pueda estar haciendo: si su mente cree que ha descubierto el significado de la vida, entonces ese es el significado de la vida para usted.

Otras respuestas de significado y propósito

Las cuatro ideologías principales enumeradas anteriormente no son las únicas escuelas de pensamiento que puede encontrar entre filósofos y pensadores.

Si bien estos son los conjuntos de ideas más generales que existen, existen otras formas de entender el significado que puede explorar, desde la más simple hasta la más compleja.

'El sentido de la vida no es estar muerto'. - Profesor Tim Bale, Universidad Queen Mary de Londres

La cita anterior resuena con lo que algunos otros filósofos han reflexionado a lo largo de los años. En Bien y mal por el filósofo Richard Taylor, escribe: 'El día se bastaba a sí mismo, y también la vida'.

En términos más simples, dado que estamos vivos, nuestra vida tiene un significado. Si bien algunos pueden rechazar la simplicidad de una respuesta a una pregunta aparentemente abrumadora, la simplicidad podría ser lo mejor que se nos ocurra.

“Lo que hace que una vida humana tenga sentido o importancia no es el mero hecho de vivir una vida, sino la reflejando de vivir una vida '. - Profesor Casey Woodling, Coastal Carolina University

Si bien algunos podrían explicar que la búsqueda de una meta es el significado de la vida, la filosofía de Woodling cree que esto es solo la mitad del camino hacia el verdadero propósito.

Para comprometerse verdaderamente con un propósito, uno debe perseguir una meta y luego reflexionar sobre la por qué de ella.

Una persona debe preguntarse: “¿Por qué valoro las metas que busco? ¿Por qué son estas las actividades que creo que valen mi tiempo limitado en esta tierra? '

Y una vez que han llegado a una respuesta, pueden aceptar, una vez que han examinado su vida con honestidad y veracidad, ¿pueden decir que viven una vida significativa?

'El que persiste es una persona con propósito'. - 6 th sabio chino del siglo Lao Tse, Tao Te Ching

Lao Tse es similar a Woodling al argumentar que los objetivos que eliges perseguir son insignificantes para identificar el significado de tu vida.

Sin embargo, no está de acuerdo en que uno deba reflexionar sobre sus búsquedas para encontrar un propósito. En cambio, uno simplemente debe vivir consciente de su existencia.

Lao Tse creía en el misterio de la existencia. Toda la naturaleza es parte del 'camino' y 'el camino' no puede entenderse.

Basta con ser consciente de ello y de nuestra parte en él, y vivir en el reconocimiento de que somos parte de un todo mayor.

A través de esta conciencia, llegamos a comprender que la vida tiene un significado inherente; es importante porque nuestra existencia es una sola unidad que forma parte de un todo mayor de existencia universal.

Al estar vivos, respiramos como parte del universo, y eso es suficiente para darle sentido a nuestra vida.

5 errores que debes evitar al descubrir el propósito de tu vida

1. Seguir el camino de alguien

Cuando se siente inspirado por la vida de alguien, es tentador copiar todo lo que ha hecho para intentar replicar los resultados. Tal vez te veas en una figura inspiradora porque compartes el mismo trasfondo, enfrentas los mismos desafíos y aspiras a los mismos objetivos.

Sin embargo, debe tener en cuenta que, sin importar cuán similares sean sus vidas, hay pequeños matices que pueden cambiar drásticamente cómo se desarrollan las vidas de dos personas. Seguir exactamente el mismo camino de esta persona no garantiza que terminará en el mismo lugar.

Inspírate en el éxito de alguien, pero no lo trates como una guía sobre cómo vivir tu vida de principio a fin.

2. Centrarse en el éxito personal

Encontrar el propósito de tu vida es un viaje personal. Sin embargo, no significa que sea solitario. Cuando hablamos de encontrar el propósito de uno, realmente es una yuxtaposición entre usted y otras personas.

No hay mejor manera de comprender su verdadera esencia que comprender su impacto en las personas y el mundo que lo rodea.

Las habilidades que desarrollas y los logros que tienes son todos tuyos, pero lo que realmente los transforma en un propósito claro es cómo se traducen en la vida real.

¿Puede utilizar sus recursos, habilidades únicas y ventajas para hacer del mundo un lugar mejor? ¿Tiene un impacto positivo en el mundo que lo rodea?

Su éxito personal se limita a los confines de su vida privada y personal. Cuando eres capaz de relacionar esto con cosas externas a ti mismo, comienzas a definir el propósito de tu vida.

3. Viviendo su carrera

Construir un negocio exitoso o alcanzar nuevas alturas en su carrera son grandes objetivos de vida, pero solo involucran a una parte de usted, dejando en la oscuridad una gama completamente diferente de su personalidad.

Las personas adictas al trabajo que se encuentran con un obstáculo a menudo se sienten perdidas porque la principal fuente de su orgullo, su trabajo, ya no les proporciona la misma cantidad de satisfacción.

Al crear una vida con propósito, es crucial cultivar otros aspectos de ti mismo que no tienen nada que ver con tu trabajo.

Debe invertir su tiempo y esfuerzo en actividades que permitan que salga su yo más íntimo: el que es creativo, compasivo, amable o perdonador.

Incluso si eres del tipo ambicioso, hay muchas vías diferentes en las que aún puedes sobresalir y alcanzar tu máximo potencial, sin tener que esforzarte mucho.

Los proyectos apasionantes, los pasatiempos y otras actividades pueden proporcionar la misma cantidad de desafíos que tu trabajo, al mismo tiempo que te permiten traer algo al mundo que es completamente tuyo.

4. Esperando un proceso sencillo

Algunas personas parecen descubrir el propósito de su vida en el momento en que nacen, mientras que a otras les lleva años encontrar exactamente cuál es. En algunos casos, es reconocible en un instante; otras veces se necesitarán episodios de prueba y error antes de encontrar 'lo correcto'.

La búsqueda del sentido de la vida es lo suficientemente complicada sin basar la existencia de su vida en encontrar su 'eso'. No ejerza tanta presión sobre el proceso para llegar allí.

Si aún no ha encontrado lo que debe hacer después de años de búsqueda, dé un paso atrás y relájese.

La respuesta podría haber estado frente a ti todo el tiempo, o podría estar a un par de pasos de distancia; en realidad, no importa. Al final, lo importante es tratar este 'proceso' como una oportunidad de aprendizaje y lo encontrará antes de que se dé cuenta.

5. Ignorando lo obvio

Encontrar el propósito de su vida puede ser un proceso, pero al final del día seguirá siendo orgánico. Tu propósito se alineará perfectamente con quién eres.

Cuando sucede, es posible que ni siquiera lo reconozcas porque no estás prestando atención o estás tratando activamente de crear una imagen de ti mismo que no es auténtica.

De cualquier manera, caerá orgánicamente en posiciones, conocerá a las personas adecuadas o participará en experiencias que serán fundamentales para dar forma al propósito de su vida.

Puede que no siempre participes conscientemente en él (o lo disfrutes), pero irá evolucionando poco a poco, un signo tras otro.

5 preguntas extrañas que pueden ayudarte a descubrir el significado de tu vida

1. ¿Cómo quieres que te recuerden cuando mueras?

A nadie le gusta pensar en morir. Es el punto sin retorno, el fin del potencial y todas las posibilidades. Pero es exactamente lo que connota lo que nos obliga a considerar nuestros días de vida con más atención.

Con 365 días al año, es fácil darlo por sentado. De hecho, es tan fácil que puede pasar un año entero sin que te des cuenta. Esto cambia cuando empiezas a pensar en tu vida en relación con tu muerte.

Entonces, cuando termine su historia, ¿cómo la resumiría la gente?

¿Qué diría tu lápida? ¿Hay algo digno de mención que decir en primer lugar? Preguntarse cómo quiere ser recordado encapsula lo que aspira a ser y define el legado que quiere dejar atrás.

2. Si un pistolero te obligara a jugar a la ruleta rusa, ¿cómo vivirías tu vida como si fuera normal?

Si te dieran un día de vida sabiendo que morirías al final, la mayoría de nosotros elegiría algo que nos haga felices.

Después de todo, es tu último día en la Tierra; querrás hacer algo que haga que las 24 horas valgan la pena.

Sin embargo, la redacción original de esta pregunta no tiene en cuenta la diferencia entre indulgencia y propósito.

Cualquiera que tuviera 24 horas de vida probablemente pasaría todo el día haciendo cosas que normalmente no haría (comer y beber en exceso, gastar hasta el punto de endeudarse) para satisfacer el placer hedonista de una vida.

En cambio, coloque esta pregunta en el contexto de una ruleta rusa: todavía va a morir al final, simplemente no sabe cuándo.

Cuando el tiempo se convierte en un factor desconocido, está motivado para pensar más allá de las 24 horas y dedicar su tiempo limitado a algo que importa.

¿Por qué perder 24 horas comprando cuando podría ¿Tienes 3 días para presentar tu mágico plan de negocios a extraños?

El tiempo limitado genera urgencia y hace que cada hora sea más valiosa que la anterior.

3. ¿Qué problema mundial resolverías primero?

El mundo moderno está plagado de demasiados problemas que provocan ansiedad, algunos de los cuales incluso han superado el punto de reparación.

Pero si pudieras: ¿qué problema mundial resolverías primero?

Se trata menos de cómo va a resolver el problema y más del problema que elige.

Lo que elija revelará sus prioridades y destacará sus valores fundamentales.

En otras palabras, te estás haciendo la pregunta: de todos los males, ¿cuál te molesta tanto que tienes que arreglarlo primero?

4. ¿Qué estaba haciendo la última vez que olvidó comer?

De vez en cuando, nos encontramos tan inmersos en alguna actividad que nos olvidamos de comer. Pasan las horas y antes de que te des cuenta, ya son las 10 de la noche y todavía no has almorzado.

Lo más probable es que una cosa te acerque más al propósito de tu vida. La pasión tiene que ver con la obsesión total y completa.

Cuando estás pintando o aprendiendo un nuevo idioma o cocinando o ayudando a otras personas, la parte biológica de ti mismo parece desaparecer. Simplemente te conviertes en lo que estás haciendo.

Naturalmente, desplazarse en su teléfono y postergar el trabajo no son respuestas viables. Tienes que encontrar algo que puedas hacer con atención durante horas y horas.

5. Si pudieras tener éxito instantáneamente pero tuvieras que soportar una cosa horrible a cambio por el resto de tu vida, ¿cuál sería?

Perseguir el significado de la vida conlleva muchos sacrificios. Saber lo que está dispuesto a soportar para alcanzar sus metas y cumplir su propósito es lo que finalmente lo distingue de los demás.

Dos personas diferentes pueden aportar exactamente la misma personalidad y habilidades; lo que distingue a los dos son las cosas que están dispuestos a soportar para que algo funcione.

Entonces, ¿cuál es la única cosa con la que puedes lidiar mejor que nadie? Tal vez sea un desarrollador de sitios web y esté dispuesto a dormir menos de 6 horas todos los días durante el resto de su vida.

Quizás seas un atleta profesional y estés dispuesto a entrenar bajo temperaturas extremas para siempre. Saber qué lo mantendrá presionando a pesar de la situación es su clara ventaja en la vida.

5 formas de encontrarle sentido a tu vida

No importa cuán profundo parezca, el significado de la vida se manifiesta en la cotidianeidad de la vida cotidiana. Hay ciertos comportamientos que puedes adoptar hoy que te acercarán a la iluminación:

  • Escuche lo que le molesta: para comprender quién es usted, debe comprender quién no es. Conocer las injusticias en la vida a las que te enfrentas solidificará tus principios y te ayudará a definir quién eres como persona.
  • Pase más tiempo solo: separe las señales del ruido tomándose el tiempo para pasar más tiempo solo. Dése el entorno para interpretar correctamente las decisiones de su vida y hacer planes sobre cómo seguir adelante.
  • Ve por las consecuencias: nunca lo sabrás el punto de la vida si nunca va a salir de su zona de confort. Recuerde que las cosas que vale la pena hacer son riesgosas y no siempre convencionales. Hazlo de todos modos.
  • Dé la bienvenida a los comentarios abiertamente: la percepción que otras personas tienen de nosotros siempre proporcionará un reflejo más preciso de quiénes somos. Pregúntele a diferentes personas en su vida sobre su opinión sobre usted para obtener una comprensión holística de quién es usted y su impacto en el mundo.
  • Sigue tu intuición: recuerda que tu propósito en la vida está intrínsecamente ligado a quién eres. Cuando te enfrentes a momentos que definen tu vida, sigue tu instinto.

Encontrar su propósito: lo que significa vivir

Si se pregunta cuál es su propósito, sepa que no está solo.

Como persona que vive y respira, usted, como muchos otros, reconoce que su ubicación en el planeta debe significa algo.

De las muchas combinaciones de celdas posibles, se formó una específica y resultó ser usted.

Al mismo tiempo, la búsqueda del sentido de la vida no tiene por qué ser porque te sientas afortunado de existir. No tienes que estar en deuda con nadie ni con nada para sentir la perseverancia de vivir.

Lo que sientes es un instinto inherente, casi biológico, en los seres humanos.

Comprende que la vida se extiende más allá de despertarse, trabajar, comer y hacer lo mismo una y otra vez. Es más que números, eventos y ocurrencias aleatorias.

En definitiva, comprende que la vida es una forma de vivir. Cómo pasas tus horas en un día, en qué eliges creer, las cosas que te enojan y te obligan, todos contribuyen al propósito de tu vida.

No es necesario que tenga todas las respuestas ahora. Lo importante es que estás haciendo todas estas preguntas.

Porque al final del día, de eso se trata la vida: la búsqueda interminable de 'qué', 'por qué' y 'cómo'.