'¿Por qué soy infeliz?' - 10 consejos sin tonterías si sientes que eres tú

Es una pregunta para todas las edades: ¿por qué soy infeliz?

¿Por qué parece que todos los que te rodean tienen cosas que hacer, lugares donde estar y eventos por los que emocionarse, mientras que tú estás permanentemente atrapado en un estado de vacío, entumecimiento e infelicidad?



¿Qué hay en la vida y la felicidad que todos los demás parecen tener pero que no puedes entender?

No es fácil. Lo sé. yo era profundamente infeliz durante años.

Era un tipo de veintitantos que estaba levantando cajas todo el día en un almacén. Tenía pocas relaciones satisfactorias, con amigos o mujeres, y una mente de mono que simplemente no se apagaba.

Durante ese tiempo, viví con ansiedad, insomnio y demasiados pensamientos inútiles en mi cabeza.

Mi vida parecía no ir a ninguna parte. Yo era un tipo ridículamente normal y profundamente infeliz para empezar.

Pero después de pasar incontables horas estudiando filosofía oriental y psicología occidental, descubrí la verdadera causa de mi infelicidad, y con algunos cambios drásticos de mentalidad y comportamiento, he podido crear una vida que es mucho más significativa y satisfactoria que la vida que estaba viviendo.



Pero antes de sumergirme en los cambios de mentalidad y los comportamientos que me ayudaron, primero es importante comprender por qué tanta gente se siente infeliz y deprimida en el mundo moderno.

Creo que podrá identificarse con estas causas de infelicidad. Sé que lo hice.

La epidemia moderna de infelicidad

Puede que no siempre lo parezca, pero vivimos en la mejor época de la historia de la humanidad.

El siglo XXI es el período más pacífico del mundo en la historia humana escrita, con menos guerra y violencia que nunca.

Si bien tenemos un largo camino por recorrer para poner fin a la pobreza, el hambre, las enfermedades y otros problemas crónicos de la humanidad, más de nosotros que nunca tenemos los derechos y los medios para vivir una vida normal y gratificante, y seguimos teniendo una tendencia positiva a medida que pasa el tiempo. sucede.

Pero la infelicidad también parece tener una tendencia ascendente.



El Informe mundial de la felicidad de 2019 es uno de los últimos de una larga lista de estudios que muestran la aumento constante de sentimientos negativos alrededor del mundo.

Desde 2007, la felicidad en todo el mundo ha disminuido significativamente año tras año y, en consecuencia, los problemas de salud mental aumentan cada año.

El problema es que no hay una explicación, ningún factor único que podamos revertir para rebobinar el crecimiento global de la infelicidad.

La explicación más probable para el cambio general de la felicidad a la infelicidad es que, sin saberlo, hemos adoptado una serie de tendencias y cambios en la forma en que vivimos y lo que esperamos de nuestras vidas que han hecho más difícil considerarnos felices.

Algunos de estos factores incluyen:



  • El creciente uso de la tecnología
  • Redes sociales y la segunda vida 'digital'
  • Menos tiempo en general con quienes nos rodean y debilitando las habilidades sociales e interpersonales.
  • La creciente dependencia de las adicciones, incluidas las adicciones al alcohol, la comida, el trabajo, los juegos de azar, las drogas, el sexo y más
  • Estrés competitivo
  • Estrés del cambio climático

La infelicidad social no es algo que podamos resolver, al menos no de la noche a la mañana, ni siquiera en unos pocos años.

Sin saberlo o sin quererlo, creamos un mundo donde la infelicidad parece haberse convertido en nuestra configuración predeterminada, haciendo que cada día sea más pesado y más difícil de afrontar.

Pero cambiar el mundo de nuevo no es la respuesta, especialmente cuando no podemos precisarlo en un solo problema.

La mejor manera en que podemos empezar a alejarnos de la infelicidad es aceptando que el mundo naturalmente puede hacernos infelices, y ahora, como personas, es nuestra responsabilidad trabajar activamente por una vida feliz.

Los cambios en nuestra mentalidad, en nuestros hábitos y en nuestra perspectiva son cambios que podemos controlar, por lo que es aquí donde debemos comenzar cuando se trata de comprender nuestra infelicidad y, en última instancia, curarla.

Por qué la infelicidad prevalece más que nunca

Cuando se estudia la crisis moderna de la infelicidad, tanto a nivel social como individual, es importante hacerse la pregunta: ¿somos realmente más infelices que nunca o simplemente tenemos los recursos para estudiar y evaluar nuestra infelicidad de una manera que las generaciones anteriores no lo hicieron? 't?

Por ejemplo, ¿la gente de la Edad Media tenía el mismo tiempo para preocuparse y pensar demasiado en su felicidad o infelicidad que nosotros hoy?

Y sabiendo eso, ¿eso hace que nuestra infelicidad sea menos problemática?

¿Es nuestra infelicidad simplemente el resultado de las condiciones que hemos creado en el mundo moderno?

E incluso si lo es, ¿eso trivializa su existencia?

A principios del siglo XX, el filósofo Bertrand Russell hizo estas preguntas y trató de comprender por qué la gente era más infeliz que las generaciones anteriores.

Creía que sus compañeros filósofos habían abrazado la infelicidad en un acto de 'esnobismo intelectual”, En el que escritores, filósofos y otras personas educadas a su alrededor habían aprendido a sentirse“ orgullosos de su infelicidad ”.

¿Cómo?

Porque creen que su infelicidad demostró que eran parte de la élite educada que fue lo suficientemente inteligente como para descubrir el sinsentido y la soledad de la condición humana.

Pero Russell creía que esta mentalidad era patética y argumentó que frente a un mundo que lleva a la gente a la infelicidad, el verdadero acto del que debería estar orgulloso es lograr un estado de felicidad contra todo pronóstico.

Así que Russell trató de comprender los aspectos del mundo moderno que llevaban a la gente a la infelicidad, y en 1930 La conquista de la felicidad, hizo exactamente eso: evaluó las diferencias en la sociedad moderna y premoderna y cómo estas condujeron a la infelicidad social.

Estas son las causas modernas de infelicidad que Russell destacó:

1. Falta de sentido

Sin sentido es verdaderamente un dilema moderno. A medida que aprendimos a estudiar y comprender el mundo y el universo que nos rodea, también aprendimos lo diminutas y sin sentido que eran nuestras vidas en el gran esquema de las cosas; y esta falta de sentido podría atribuirse a la sensación de '¿Por qué debería intentarlo?'

Esta angustia existencial es lo primero que tenemos que superar, y saber cómo encontrar significado en un universo al que en última instancia no le importa que existamos.

2. Competencia

El cambio a sociedades capitalistas en todo el mundo significó que la competencia se convirtió en uno de los aspectos más importantes de nuestras vidas. Competimos en términos de logros, salarios y las cosas que poseemos.

Esto condujo al individualismo y al enfoque en el crecimiento personal y la autorrealización, y si bien estos son pasos positivos en nuestro autodesarrollo, también llevaron a una desconexión natural de quienes nos rodean.

3. Aburrimiento

La Revolución Industrial nos salvó de trabajar en los campos y las fábricas realizando un sinfín de tareas para sobrevivir, pero también nos dio algo que las generaciones anteriores nunca tuvieron: tiempo suficiente para pensar y aburrirnos.

Este aburrimiento viene con la pérdida de propósito, que se suma a la pérdida de significado.

4. Fatiga

La fatiga es un problema puramente moderno porque es una especie de agotamiento con el que nuestros antepasados ​​nunca tuvieron que lidiar.

El trabajo duro y agotador puede hacer que se sienta realizado y agotado al final de un largo día, pero muchos de nosotros ya no participamos en ese tipo de trabajo.

En cambio, hacemos jornadas agotadoras de 8 a 12 horas en una oficina o detrás de un escritorio, ejerciendo un esfuerzo mental continuo mientras nuestros cuerpos permanecen estancados.

Esto conduce a una desconexión entre nuestras mentes y cuerpos: estamos agotados por la fatiga mental, mientras que nuestros cuerpos sienten que no han hecho un minuto de trabajo.

En última instancia, esto le da al cerebro una sensación confusa de si debe sentirse cansado o no, dejándolo inquieto y agotado al mismo tiempo.

5. Envidia

Aunque Russell no lo sabía en ese momento, su descripción de la envidia como un problema moderno que conduce a la infelicidad refleja las discusiones contemporáneas sobre FOMO (Fear Of Missing Out) y los celos en las redes sociales.

Si bien podemos conectarnos de más maneras que nunca, también terminamos sintiéndonos desconectados de quienes nos rodean, porque queremos lo que tienen pero no podemos tenerlo nosotros mismos.

Terminamos comparando nuestras vidas con sus vidas y nos sentimos incompletos porque no hemos alcanzado sus alturas.

6. Culpa y vergüenza, persecución maníaca y opinión pública

Los últimos tres puntos de Russell tienen que ver con lo que los demás sienten por nosotros: culpa y vergüenza, manía de persecución (o ensimismamiento, y la idea de que la gente piensa en nosotros de forma negativa o positiva) y la opinión pública.

Estos son problemas modernos porque ahora vivimos en comunidades que son más grandes y están más conectadas que nunca.

Ya no tenemos que preocuparnos solo por los pensamientos y juicios de nuestra familia, vecindario y aldea; ahora tenemos que pensar en la posibilidad de que todos en las redes sociales nos juzguen negativamente.

Relacionado:Me sentí profundamente infeliz ... luego descubrí esta enseñanza budista

Infelicidad VS depresión: conociendo la diferencia

Con la infelicidad y la depresión supuestamente en máximos históricos, ¿cómo saber si está triste o deprimido?

¿Es simplemente una cuestión de semántica y qué palabra prefiere usar, o hay diferencias reales detrás de la infelicidad y la depresión?

Según los psiquiatras clínicos, existen diferencias importantes entre lo que se considera infelicidad y lo que se considera depresión.

Si bien existe cierta superposición, existen líneas clave entre los dos.

Infelicidad

La infelicidad generalmente viene con sentimientos de entumecimiento, vacío y monotonía.

Palabras como abatido, triste, miserable, triste, deprimido y, a veces, deprimido, se sienten como estados con los que puede identificarse.

La infelicidad puede incluir tanto los sentimientos de negatividad después de un evento estresante (una ruptura, una muerte familiar o la pérdida del trabajo) como la infelicidad crónica que rodea a los sentimientos de que la vida es difícil y que tienes poco control sobre las cosas que le suceden. tú.

Depresión

Si bien la depresión también viene con el vacío y el entumecimiento, la depresión diagnosticable también incluye síntomas fisiológicos, como mayor fatiga, cambios en el apetito y trastornos del sueño.

También puede experimentar problemas de memoria y disminución de la concentración.

Por último, le resultará difícil encontrar la motivación para hacer las cosas que ama y es posible que experimente pensamientos suicidas hasta que obtenga la ayuda que necesita.

En pocas palabras, la depresión es un tipo de infelicidad extrema, que puede tener factores genéticos subyacentes involucrados.

La medicación antidepresiva casi siempre es necesaria para ayudar a curar clínicamente o aliviar la depresión, porque la depresión está fuertemente influenciada por un desequilibrio de sustancias químicas en el cerebro, mientras que la infelicidad puede atribuirse a una mentalidad psicológica más que a cualquier otra cosa.

Regístrese para recibir los correos electrónicos diarios de Hack Spirit

Aprenda cómo reducir el estrés, cultivar relaciones saludables, manejar a las personas que no le agradan y encontrar su lugar en el mundo.

¡Éxito! Ahora revise su correo electrónico para confirmar su suscripción.

Hubo un error al enviar su suscripción. Inténtalo de nuevo.

Dirección de correo electrónico Suscríbase No le enviaremos spam. Darse de baja en cualquier momento. Desarrollado por ConvertKit

¿Eres adicto a la infelicidad?

Naturalmente, asumimos que todos estamos configurados para perseguir el placer y evitar el dolor; que la felicidad es la meta que naturalmente buscamos alcanzar, y la infelicidad es algo que nos esforzamos por dejar atrás.

Pero esto no es realmente cierto, ya que hay algunos de nosotros que disfrutamos del estado de infelicidad, persiguiéndolo y alardeando del estado de tenerlo.

Los psiquiatras no están seguros de qué hace que las personas sean adictas a la infelicidad.

Algunos creen que en realidad no es una adicción a la infelicidad, sino una adicción a la familiaridad del sentimiento de insatisfacción.

Otras explicaciones para la adicción a la infelicidad incluyen:

1. Las luchas de toda la vida con experiencias negativas y traumáticas crean una necesidad inconsciente de volver a la negatividad familiar.

2. Algunos de nosotros creemos que sentirse feliz es ignorante debido a la cantidad de asuntos y problemas que existen en el mundo, por lo que la infelicidad debería ser la norma.

3. Algunos utilizan la insatisfacción y la infelicidad para ser mejores personas, vivir vidas más saludables y trabajar más duro para lograr sus objetivos.

4. Temen la felicidad porque creen que las cosas terminarán por decepcionarlos, por lo que evitan decepcionarse al no ser felices para empezar.

5. Creen que la infelicidad es más realista y práctica, y están orgullosos de sus emociones más sensibles.

6. Los estilos de crianza negativos les enseñaron a las personas expectativas poco realistas de sí mismas, lo que significa que nunca podrán alcanzar sus propias metas.

7. Problemas con la autoestima y la inseguridad que hacen que las personas crean que no merecen la felicidad.

8. La felicidad puede asustar a quienes no están acostumbrados a ella, por lo que evitan las cosas que podrían hacerlos felices.

¿Cree que usted o alguien que conoce posiblemente sea adicto a la infelicidad?

Estas son algunas características obvias de las personas que son crónicamente infelices:

1) Necesitan ser miserables:

Para las personas infelices, no hay nada más aterrador que la vida “se vuelve demasiado buena”.

Es posible que acaben de obtener un ascenso, un nuevo trabajo, una gran relación o cualquier otra cosa, pero se centrarán en uno o pocos pequeños aspectos negativos de su vida para ponerse de mal humor.

No saben cómo apreciar la vida y, en cambio, siempre tratan de encontrar formas de amargar su propio estado de ánimo.

2) Siempre compiten con los demás

Siempre deben ser la mayor víctima de la sala.

Cuando otras personas comienzan a llamar la atención por sus propias circunstancias difíciles, las personas infelices tienen que atraer la atención hacia ellos, demostrando que son la víctima más grande (y que nunca asumirán la responsabilidad de sus problemas).

3) No pueden recuperarse

Todos experimentamos reveses y todos tenemos que volver a ponernos de pie e intentarlo de nuevo. Pero las personas infelices magnifican los reveses y tratan de construir toda su vida a su alrededor.

Usan los reveses para justificar su terrible mentalidad y se vuelven esclavos de sus propias emociones negativas. En muchos casos, estas son solo excusas para dejar de intentarlo o dejar de salir de su zona de confort.

4) Caen en conductas compulsivas y adictivas

Las personas infelices generalmente no tienen una voluntad muy fuerte, por lo que también son propensas a caer en conductas compulsivas y adictivas.

Saltan de una distracción a otra como una forma de escapar de su vida 'difícil' y, a menudo, tienen problemas para controlar sus relaciones con las drogas, la comida, el alcohol y el sexo.

5) Están fuertemente influenciados por las emociones presentes.

No importa qué tan buena haya sido su semana; Si un solo evento malo les perturba el estado de ánimo, olvidarán todos los aspectos positivos de su vida y arremeterán como si el mundo se hubiera acabado.

Esto los lleva a tener sentimientos insatisfactorios, dramáticos y relaciones tóxicas, en el que a menudo abusan emocional y verbalmente de su pareja por no ser tan infelices como ellos.

Relacionado: Lo que J.K. Rowling puede enseñarnos sobre la fortaleza mental

Cómo, sin saberlo, crea su propia infelicidad y cómo ser más feliz: 5 patrones mentales que debe abordar

Es posible que la infelicidad no se sienta como una elección, pero en muchos sentidos lo es: una elección a largo plazo que resulta de una serie de decisiones mentales y conductuales menores que tomamos todos los días.

Es importante comprender que la mente y el cuerpo humanos son una máquina, una máquina biológica, con sus propias necesidades y requisitos, y mantener la mente y el cuerpo sanos es esencial para mantenerse feliz.

Creamos nuestra propia infelicidad sin darnos cuenta a través de tantas pequeñas cosas que hacemos.

Aquí hay algunas decisiones mentales y de comportamiento que tomamos que influyen en nuestra infelicidad:

1. Priorizar la aversión a las pérdidas

Por qué esto te hace infeliz:

Priorizas evitar la negatividad sobre buscar la positividad. Te preocupas más por tu propio miedo a lidiar con el dolor y la tristeza que por ganarte tu propia autorrealización y logros.

Así que vives interiormente, lo que significa que no has estado a la altura de tu potencial, y te mutilas al no poner nunca el 100% en nada de lo que haces.

Cómo ser más feliz:

Deja ir el miedo. Tu mayor miedo no debería ser la posibilidad de fallar, sino la posibilidad de no haberlo intentado nunca.

Serás más feliz al final del día sabiendo que saliste y lo diste todo, incluso si terminas con los moretones y las ampollas del intento.

Lo tengas o no, al menos en tus intentos sientes lo que significa estar vivo.

2. Centrarse en las pequeñas cosas

Por qué esto te hace infeliz:

Te preocupas demasiado por las cosas que realmente no importan. Pequeñas disputas y riñas, rencores sin sentido, competiciones sin sentido que a nadie más que a ti le importan.

Puedes perder años y décadas de tu vida enfocándote en las pequeñas cosas pequeñas, tóxicas y sin sentido, y toda tu mentalidad puede ser consumida por la negatividad que se genera en tu propia insistencia en ser infeliz.

Cómo ser más feliz:

Deje de lado las pequeñas cosas y observe el único panorama general que importa: algún día morirá y todo esto terminará.

Tus inseguridades, tus pequeñas heridas, tus molestas voces tóxicas en el fondo de tu mente, todo esto no significará nada, y si te pasas la vida escuchándolos en lugar de vivir la vida que quieres vivir, todo se habrá ido. antes de que tuvieras la oportunidad de vivirlo.

3. Ser pasivo e indeciso

Por qué esto te hace infeliz:

Odias la idea de demasiada libertad porque siempre te preocupa si estás tomando la decisión correcta o no.

No sabes si deberías hacer esto o aquello, por lo que terminas viviendo la vida pasivamente; ir a donde el viento te lleve, pero en muchos casos el viento no te lleva a ninguna parte, por lo que vives una vida sin incidentes.

Nunca aprende cómo lidiar con la ansiedad y la preocupación de tomar decisiones importantes, por lo que simplemente las evita, lo que lo lleva a una vida aburrida, poco interesante y desmotivada.

Cómo ser más feliz:

Agarra la vida por el cuello y acepta cada decisión que tengas que tomar.

Tenga en cuenta que, en la mayoría de los casos, no existe una decisión correcta o incorrecta; siempre que haga lo que le parezca correcto y ponga todo su empeño en ello, esa decisión será positiva para su vida.

Deja de ser indiferente al mundo que te rodea; tener opiniones, tomar decisiones y preocuparse por las cosas.

Puede conducir al dolor y la lucha, pero todo eso vendrá con un sentido de propósito y significado, que finalmente te traerá felicidad.

4. Tener baja autoestima

Por qué esto te hace infeliz:

La baja autoestima puede ser un problema difícil de tratar y no existe una solución o cura de la noche a la mañana.

Pero si nunca acepta que tiene baja autoestima y autoestima, nunca dará los pasos necesarios para solucionarlo.

Tu vida se sentirá sin sentido, porque no tienes la sensación de haber contribuido al mundo o la comunidad que te rodea, y nunca sentirás que has encontrado tu propio lugar en el mundo.

Cómo ser más feliz:

Trabaja para aumentar tu autoestima y la mejor manera de hacerlo es comenzar a concentrarte en las cosas que te enorgullecerían de ti mismo.

Pierda peso, más, su educación, vaya al gimnasio y siéntase mejor con su cuerpo, o sumérjase en un pasatiempo u organización que realmente le interese.

Conviértete en alguien a quien puedas amar y tu felicidad fluirá naturalmente de ti después.

5. Preocuparse por el control

Por qué esto te hace infeliz:

Tiene una obsesión con el control y, si bien esto podría convertirlo en un buen gerente o líder de equipo, también le dificultará aceptar la mayor parte de lo que la vida tiene para ofrecer si nunca aprende a relajarse.

El control es una ilusión; seguro, si bien es posible que pueda controlar lo que desayuna o cómo maneja sus tareas diarias, nunca podrá controlar lo inesperado.

Una ruptura inesperada, un viejo amigo que regresa del pasado o la muerte de un familiar: todo esto y más están fuera de su control.

Cómo ser más feliz:

Cuanto más se preocupe por el control, más tiempo estará descontento con su vida. Aprenda a rodar con los golpes y viva con golpes y sorpresas inesperados.

Las oportunidades y probabilidades aleatorias son parte de la vida, y son parte de lo que hace que la vida sea tan asombrosa.

¿Realmente querría saber exactamente qué le pasará por el resto de su vida?

Por supuesto que no, y esa maravilla y emoción, incluso cuando las cosas no siempre salen como quieres, hacen de la vida lo que es.

Relacionado:Cómo amarte a ti mismo: 15 pasos para volver a creer en ti mismo

5 patrones de comportamiento para abordar

6. Quedarse en interiores

La naturaleza y el aire libre son importantes para nuestra salud mental. Las personas que pasan más tiempo en la naturaleza tienen menos estrés, un sistema inmunológico más fuerte y un mayor funcionamiento cognitivo.

7. Caer en adicciones

Permitir que su mente y su cuerpo sean víctimas de la dependencia de las drogas y el alcohol conduce a una variedad de consecuencias negativas, que incluyen irritabilidad, insomnio, dolor físico, disminución de la energía, fatiga y más.

8. Fallando a tu cuerpo

El cuerpo necesita actividad, pero puede ser fácil pasar por la vida diaria estos días sin hacer nada físico en absoluto.

Los estudios han encontrado que las personas inactivas tienen el doble de probabilidades de mostrar signos de infelicidad que las personas activas.

9. No dormir lo suficiente

Al igual que con el ejercicio físico, el sueño también es muy importante para regular su estado de ánimo.

Sus emociones pueden volverse locas sin un sueño regular adecuado y constante, porque estas son las horas esenciales que su cerebro necesita para restablecerse y cargarse completamente.

10. Aislarse

No importa cuánto te consideres introvertido, los humanos siguen siendo criaturas sociales por naturaleza.

Aislarse del resto del mundo puede influir significativamente en su estado de ánimo y salud mental, por lo que es tan importante ponerse en contacto en persona con otras personas, incluso si es solo a través de interacciones simples y rápidas.

Infelicidad impropia: aprender a vivir felizmente

La felicidad es una elección, y también lo es la infelicidad. La vida puede ser insoportable y dolorosa, y en nuestros días más oscuros, el dolor y la infelicidad son estados de los que nunca podemos escapar.

Pero permitir que esos días oscuros se conviertan en toda nuestra vida es una elección que hacemos, lo reconozcamos o no.

Reconoce que la infelicidad es algo que quizás hayas comenzado a alentar en algún momento y aprende a vivir con el objetivo de volver a ser feliz.

Y parte de esto significa reevaluar lo que la felicidad significa para ti: ¿la felicidad es emoción y asombro, o es paz y estabilidad?

Averigua cuál es tu felicidad y levántate todos los días con la intención de avanzar hacia ella.

5 cosas que puedes hacer todos los días para ser más feliz en la vida

Haber de imagen: Shutterstock - por nd3000

Estos son algunos hábitos que me ayudaron a ser más feliz en la vida. La clave es que no es necesario hacer grandes cambios en la vida.

Resulta que ser feliz es algo que se puede hacer en casa. Prueba estas cinco cosas para ser más feliz:

1. Medita

Meditación es una gran parte de la felicidad. Ser consciente y vivir el momento te convierte en una persona más feliz y saludable. Pero la meditación asusta a mucha gente.

Sentarse y aclarar su mente parece imposible, especialmente cuando está abrumado con su vida.

La meditación se puede realizar en solo unos minutos cada día. Y gracias a las diferentes aplicaciones, como Calma y Espacio de cabezay sitios en línea como YouTube, puede realizar meditaciones guiadas en tan solo cinco minutos.

Puede ayudarlo a vivir el momento, apreciar lo que tiene y enseñarle habilidades para procesar mejor los eventos en su vida.

(Para aprender más técnicas de meditación que le ayudarán a vivir en el momento presente, consulte el libro electrónico de Hack Spirit: El arte de la atención plena: una guía práctica para vivir en el momento)

2. Ve afuera

¿Sabes cuando tomas una bocanada de aire fresco? Salir es bueno para ti. No solo aumenta tu niveles de vitamina D (que es importante para ser feliz), pero también reduce el estrés.

Salir solo 20 minutos al día puede generar un gran cambio. Y los estudios muestran que tu felicidad alcanza un máximo de 57 ° F, ¡así que ni siquiera tiene que ser verano!

Intente salir a caminar antes del trabajo o durante la hora del almuerzo. Si no quiere caminar, simplemente relájese en un banco del parque o en el césped. No se necesita mucho y no tiene por qué ser largo.

3. Ejercicio

Ah, el temido ejercicio. Ya está ocupado y no puede imaginarse agregando otra cosa que hacer. Pero lo mejor es que puede que no lleve mucho tiempo.

De hecho, estudios muestran que un entrenamiento de siete minutos puede ser todo lo que necesita para obtener los beneficios de salud mental que lo harán más feliz.

Todos pueden caber en siete minutos, e incluso hay entrenamientos de siete minutos diseñados para esto.

4. Vete a dormir

Sabías que incluso una hora menos de sueño puede afectar su salud? Es hora de rediseñar tu sueño.

Tome una siesta, duerma de siete a ocho horas y administre mejor su tiempo para que dormir sea una prioridad. Si tiene problemas para dormir, intente mejorar su habitación para dormir.

Use cortinas opacas, no use su teléfono antes de acostarse y mantenga su habitación fresca y cómoda para ayudar a promover el sueño.

5. Sea agradecido

Resulta que tu perspectiva lo es todo. Tienes que estar agradecido por lo que tienes, y esto puede ser un hábito difícil de aprender.

Como estamos acostumbrados a la gratificación instantánea, nos cuesta mucho estar agradecidos por todo. Si hay algo que puedas hacer, aprende a estar agradecido.

Los diarios de gratitud pueden ayudar, pero la atención plena es lo más importante que puede hacer. Encontrarás que cuanto más busques cosas para estar agradecido, más cosas encontrarás.

Empieza pequeño. Cuando alguien haga algo por usted, siempre diga gracias. Luego, busque las cosas normales en las que está agradecido y en las que quizás no piense a menudo: su casa, cama, teléfono, computadora, comida, etc.

El agradecimiento genera gratitud.

En conclusión

La felicidad no es algo que te suceda, es un estado mental. Eliges ser feliz, sin importar tus circunstancias.

Aunque a veces puede ser increíblemente difícil, hacer estas cinco simples recomendaciones te ayudará a convertirte en una persona más feliz y saludable.

También puede disfrutar leyendo estos artículos:

Regístrese para recibir los correos electrónicos diarios de Hack Spirit

Aprenda cómo reducir el estrés, cultivar relaciones saludables, manejar a las personas que no le agradan y encontrar su lugar en el mundo.

¡Éxito! Ahora revise su correo electrónico para confirmar su suscripción.

Hubo un error al enviar su suscripción. Inténtalo de nuevo.

Dirección de correo electrónico Suscríbase No le enviaremos spam. Darse de baja en cualquier momento. Desarrollado por ConvertKit